El futuro de la educación

Herramientas educativas

En un futuro muy cercano las herramientas educativas formaran parte integral del aprendizaje de los alumnos, los libros de textos dejarán de ser letras impresas, convirtiéndose en cuadernos de ejercicios con imágenes, vídeos y ejemplos que los alumnos puedan cambiar y modificar para entender y analizar los resultados y sus consecuencias.

Imagine usted la explicación de alguna de las batallas de la independencia donde el alumno conozca la historia, pero además pueda ver la importancia de la posición de cada uno de los ejércitos dentro del campo de batalla visualizando vídeos o mapas virtuales, además pueda revisar el tipo de armas que usaban, la forma en la que se defendían, las provisiones que tenían, las posibles estrategias que podían tomar y el conocimiento que tenían de sus enemigos. Además, el alumno tenga la opción de modificar o cambiar algunas variables que le ayuden a comprender de mejor forma cómo sucedieron los acontecimientos. Este tipo de escenarios darán a los alumnos la sensación de vivir la batalla y formar parte de los acontecimientos ocurridos.

Usemos otro ejemplo, la creación de una empresa, que produzca computadoras, donde podamos analizar las necesidades de los clientes, los diferentes segmentos que existen, definiendo precios y elaborando estudios de mercado, abriendo oficinas para la venta y creando fabricas para producirlas. Donde se explique y se vea como suceden las cosas, donde los alumnos puedan analizar, definir objetivos, hacer planes, crear estrategias y tomen decisiones para llevar acabo todo esto. Con la oportunidad de ver los resultados y volver a repetir el proceso de aprendizaje mediante el análisis, planeación, creación de estrategias y toma de decisiones varias veces. Todas estas herramientas educativas ayudarán a explicar de diferentes formas el mismo tema permitiendo a los alumnos entender de diferentes formas lo que pasa y porque pasa.

Por esta razón se incluyó dentro de este proyecto una herramienta educativa de simulación de negocios que se utiliza a través de un portal en Internet, algo que el alumno pueda usar y ver dentro de un Laboratorio de Desarrollo de Negocios, una herramienta de primer nivel con reconocimiento internacional, usada y traducida en más de 7 idiomas en el mundo, todo esto encaminado en complementar la infraestructura tecnológica que se está instalando con aulas que manejan Internet y pizarrones interactivos. Donde los principales temas expuestos en clase se puedan poner en práctica en un mundo virtual muy parecido al mundo real, donde las estrategias y toma de decisiones interactúan y afectan las decisiones de todas y cada una de las empresas que participan en la simulación.

 

Como serán las universidades en el futuro

Diferentes estudios señalan que los sistemas educativos de todo el mundo sufrirán grandes cambios y continuas modificaciones de aquí a 2030, propiciados principalmente por la revolución tecnológica y la gran oferta de herramientas educativas que se tendrá. Durante los siguientes años, Internet será la plataforma educativa por excelencia, convirtiendo a cualquier aula en entornos interactivos que revolucionarán formas tradicionales de aprendizaje, con una reestructuración de la forma de impartir clases tanto para los alumnos, maestros y padres de familia, que en cualquier momento podrán observar en las aulas el desempeño y participación de sus hijos en cualquiera de los métodos educativos que la escuela ofrezca.

Todo parece indicar que, en la escuela del futuro, las clases como hoy las conocemos desaparecerán, el profesor ya no impartirá la clase transmitiendo sus conocimientos, su función principal será guiar al alumno a través de su propio proceso de aprendizaje usando las diferentes herramientas educativas que fueron diseñadas para desarrollar sus propias habilidades de aprendizaje. El currículo estará personalizado a la medida de las necesidades de cada estudiante y se valorarán las habilidades personales y prácticas más que los contenidos académicos. Internet será la principal fuente del saber, incluso más que el colegio, y el inglés se consolidará como la lengua global de la enseñanza. La educación será más cara y durará toda la vida.

Todo lo descrito anteriormente son las conclusiones a la que llegaron 645 expertos internacionales entrevistados para una encuesta, que define cómo será la escuela en 2030. El informe ha sido realizado por la Cumbre Mundial para la Innovación en Educación (WISE, en inglés), un «think tank» formado por 15.000 expertos en la materia que se reunieron en Doha para debatir algunas de estas cuestiones.

Dentro de las conclusiones a las que se llegó, esta la función del estudiante, donde se señala que el alumno tendrá más posibilidades de acceso a fuentes de conocimiento casi ilimitadas, con una mentalidad más global y menos localista, protagonista indiscutible de su aprendizaje, un ciudadano global que busca a través del aprendizaje un modo de responder a alguna necesidad del entorno.